>>>Cuáles son las causas

Cuáles son las causas

DE LA INFLAMACIÓN RELACIONADA CON LA EDAD

Son externas e internas. Las causas externas pueden, por ejemplo, derivar de la exposición ambiental (rayos UV, agentes contaminantes, irritantes químicos) y son mucho más dañinas cuanto más se altera la barrera epidérmica y más frágil y sensible es la piel. Además, en el interior de nuestro organismo se producen agresiones que afectan a las diversas células que lo conforman: se trata de desequilibrios causados por el estrés físico y mental, una dieta poco recomendable, cambios hormonales, tratamientos farmacológicos, etc.

En personas especialmente predispuestas o con pieles particularmente sensibles que además sufren estrés interno o externo, los procesos que originan la inflamación relacionada con la edad son precoces y mayores, por lo que es frecuente un envejecimiento prematuro de la piel. Los mecanismos cutáneos vitales se alteran incluso en las capas más profundas y se produce una aceleración de los signos típicos de la edad, como discromías y manchas, pérdida de elasticidad y tonicidad, arrugas superficiales y profundas, opacidad y sequedad.

Así mismo, la barrera cutánea puede perder su función protectora provocando a menudo enrojecimientos difusos o puntuales, e incomodidades como sensación de tirantez o quemazón en la piel.