>>>¿Cómo actúa el reparador de la barrera?

¿Cómo actúa el reparador de la barrera?

Ceramol es el reparador de barrera

Basándose en los primeros estudios del doctor Peter Elias en la función de los lípidos de barrera y en el modelo «brick and mortar» (ladrillos y mortero), Unifarco Biomedical ha desarrollado y, por último, patentado en 2005 Ceramol 311, un producto sanitario  a base de los lípidos fundamentales de la epidermis deficitarios en la piel atópica.

Ceramol es el reparador de barrera porque solo la patente 3:1:1 puede incluir las tres clases de lípidos epidérmicos fundamentales —ceramidas, colesterol y ácidos grasos— en la proporción adecuada (tres porciones de ceramida 3, una de colesterol y una de ácidos grasos) y, por tanto, es el único capaz de garantizar la estructura del «cemento» lipídico de la «pared» epidérmica.

Además, Ceramol 311, gracias al vehículo específico que constituye parte integrante de la patente, ha demostrado que consigue que los lípidos fundamentales penetren en profundidad para llegar realmente donde son necesarios.

Ceramol crea una barrera persistente y profunda

A diferencia de los emolientes comunes, cuya protección desaparece rápidamente al usar productos de limpieza o en contacto con agentes mecánicos, la acción de los productos de la línea Ceramol es más duradera porque penetran en profundidad.

Así-mismo, son productos aptos para todas las fases de la vida: desde la etapa pediátrica en la cual la dermatitis atópica tiene una mayor incidencia, a la geriátrica, en la que surge el problema de la sequedad.

Ceramol permite normalizar la situación.  Gracias a su acción, los «ladrillos de la superficie» reducen las señales de peligro y aquellos más profundos van creciendo gradualmente sin desorganizarse.

Por tanto, los productos de la línea Ceramol actúan frente a las alteraciones de barrera debidas a las patologías más comunes de la piel: la dermatitis (eccema) atópica, la dermatitis (eccema) irritativa por contacto, la dermatitis (eccema) alérgica por contacto, la piel seca, la xerosis y el prurito, la dermatitis seborreica y la psoriasis.