>>Piel hiperreactiva: cuando la barrera epidérmica pierde estabilidad

Piel hiperreactiva: cuando la barrera epidérmica pierde estabilidad

La piel, el órgano de contacto entre nuestro cuerpo y el mundo externo, en ocasiones no se encuentra en un estado óptimo y puede ser particularmente intolerante y reactiva a algunos de los diferentes estímulos con los que entra en contacto.

Cuando se produce esta situación, se habla de «piel hiperreactiva»: la epidermis reacciona de forma exagerada al contacto con elementos físicos externos (como los cambios de temperatura, el viento, el frío, algunos productos dermocosméticos o tejidos sintéticos) que generalmente tolera sin problemas.

La piel también puede perder sus capacidades de defensa y pasar a ser especialmente reactiva, y por tanto sensible, en situaciones de gran estrés psicológico o de fuerte carga emocional.

Cómo reconocer una piel hiperreactiva

Esta hiperreactividad causa una alteración transitoria en la construcción de «ladrillos y cemento» que componen la «pared» epidérmica y, en consecuencia, genera molestias cutáneas como:

  • picor
  • hormigueo
  • sensación de tirantez en la piel

En algunos casos, estas molestias pueden estar asociadas a signos visibles como enrojecimiento, sequedad o una ligera descamación.

Por lo general, la hiperreactividad cutánea es reversible (en el momento en el que la causa desencadenante se aleja), pero mientras se padece, hay mayor riesgo de desarrollo de una intolerancia o una alergia a una determinada sustancia, porque en ese momento la piel y el organismo están en un estado de especial sensibilidad.

Cómo restablecer la estabilidad de la piel

Es importante ayudar a nuestra barrera epidérmica a recuperar la estabilidad de los ladrillos que la componen y la mejor forma de hacerlo es sobre todo mediante una limpieza delicada, afín a nuestra piel y libre de sustancias irritantes como perfumes o tensioactivos.

Además, si se padece hiperreactividad cutánea, es fundamental escoger productos cosméticos adecuados, que deberían ser emolientes, favorecer la reparación de la barrera epidérmica y restablecer la hidratación y suavidad de la piel para que vuelva a estar sana y funcional. Lee el análisis en profundidad de la barrera epidérmica y descubre todo lo que tienes que saber sobre ella.

En esta noticia, hablamos de:
alergia
barrera epidérmica
descamación
enrojecimiento
hipereactividad cutánea
intolerancia
piel
sequedad de la piel
Bibliografia:
  1. Duarte I, Almeida FA, Proença NG. Excited skin syndrome. Am J Contact Dermat. 1996 Mar;7(1):24-34.
  2. Schliemann S, Breternitz M, Elsner P. Handbook of cosmetic science and technology. 4 Ed.
REPARADOR DE BARRERA
PREGUNTAS FRECUENTES