>>10 TIPS PARA EL CUIDADO DE QUEMADURAS

10 TIPS PARA EL CUIDADO DE QUEMADURAS

Las quemaduras son un tipo de lesión muy común en el ámbito doméstico. Se producen tras el contacto con una superficie caliente: una olla en los fogones, la plancha, el horno o incluso por contacto directo con fuego. En casa hay muchos objetos que, si no se utilizan con cuidado, podrían provocar quemaduras.

Quemaduras de primer grado

Las quemaduras superficiales, o de primer grado, afectan solo a la capa externa de la epidermis.
Provocan rojez, hinchazón y dolor, de grado variable.
Para reducir la molestia y el riesgo de complicaciones, es importante tratarlas con cuidado.

A continuación, te damos unos consejos para su correcto cuidado:

10 tips para el cuidado de quemaduras superficiales

  1. Sumergir inmediatamente la parte afectada en agua fría o aplicar una compresa fría.
    Enfriar la piel durante unos 10 minutos o hasta que el dolor disminuya.
  2. Aplicar productos específicos que ayuden a restablecer la hidratación y a reparar la piel dañada.
  3. Proteger la zona quemada con una venda estéril.
  4. Evitar tocar o arañar la piel afectada.
  5. Si se forman ampollas, no reventarlas. Es necesario dejarles tiempo para que se curen protegiéndolas con la venda.
  6. Mantener la piel limpia e hidratada hasta que se haya curado.
  7. Utilizar ropa cómoda, no ajustada, para evitar rozar la zona en la que se encuentra la quemadura.
  8. Proteger la quemadura del sol cubriéndola y evita la exposición solar prolongada.
  9. Cuando la quemadura se haya curado completamente, podría quedar una cicatriz. Aplicar siempre protección solar en la zona de la cicatriz. Busca protectores con filtros frente a rayos UVA y rayos UVB con un SPF de mínimo 30.
  10. Consulta con un médico. En caso de quemaduras superficiales de gran extensión, que la persona afectada sea un niño o un anciano y/o ante quemaduras de gravedad media o severa, será necesario acudir a urgencias.

Como último consejo y más importante, debemos de prestar atención cuando estemos cerca de una fuente de calor para prevenir las quemaduras.

La información suministrada no sustituye las recomendaciones médicas. El contenido tiene fines ilustrativos y no sustituye la opinión del experto.

En esta noticia, hablamos de: