>>Eccema de manos: causas y prevención

Eccema de manos: causas y prevención

Las manos nos permiten relacionarnos con nuestro entorno, incluso muchas veces son nuestra herramienta de trabajo. Por eso es importante cuidarlas para prevenir alteraciones cutáneas, como la dermatitis o eccema de manos, afecciones muy molestas que pueden alterar enormemente nuestra calidad de vida.

Durante el invierno, es habitual presentar pequeños y molestos cortes en las manos. Las temperaturas frías se encuentran entre los factores que pueden determinar la aparición de irritaciones cutáneas.

Profesiones con mayor riesgo de padecer eccema de manos

Además de las temperaturas bajas, existen otras sustancias potencialmente irritantes con las que algunos trabajadores entran en contacto durante su actividad laboral. Es lo que sucede a los peluqueros y esteticistas, pero también personal de la industria alimentaria, fotógrafos o a los albañiles, que tienen mayor riesgo de desarrollar eccema de manos precisamente por las sustancias con las que entran en contacto en el trabajo.

No solo eso, incluso las profesiones donde se requiere un lavado continuo de las manos o un uso prolongado de guantes pueden predisponer a la aparición de dermatitis en las manos.

Los guantes de goma, aunque se utilicen correctamente como medida preventiva, si se usan durante un tiempo prolongado crean una situación de oclusión. Esta situación daña las capas superficiales de la epidermis, haciendo que la piel sea más frágil y, por lo tanto, más propensa a irritarse.

Eccema de manos: causas

La dermatitis de contacto de las manos se incluye entre los tipos más extendidos de dermatosis profesionales. Actualmente, a pesar de las medidas preventivas implementadas en el entorno laboral, sigue siendo muy frecuente. Las dermatitis de contacto pueden ser irritativas o alérgicas.

Dermatitis irritativa de contacto

Con gran diferencia, la causa más frecuente de eccema de manos es de tipo irritativo. Consiste en una inflamación provocada por el contacto con una sustancia irritante, por ejemplo, un disolvente, pero también por el viento o el frío. Está limitada a la zona con la que ha entrado en contacto el agente irritante y cuando desaparece el estímulo, mejora de forma espontánea.

Dermatitis alérgica de contacto

Consiste en una inflamación provocada por la sensibilización a una sustancia alergizante, como conservantes, alérgenos de perfumes, colorantes y metales pesados. A diferencia de la dermatitis irritativa, la dermatitis alérgica no se limita a la zona de contacto con la sustancia, sino que puede extenderse al área circundante.

En ambos casos las manifestaciones consisten en:

  • Picor
  • Eritema o rojez
  • Descamación
  • Formación de vesículas
  • Engrosamiento de la piel

En algunos casos, normalmente en niños, el eccema de manos se debe a la presencia de dermatitis atópica.

Cómo prevenir irritaciones en las manos

Puesto que el eccema de manos presenta graves repercusiones en el trabajo y en la vida privada, la prevención en los sectores profesionales con mayor riesgo es fundamental. La prevención pasa a través de una correcta educación sobre las sustancias con las que se entra en contacto y por el uso de los equipos de protección individual necesarios para cada tarea.

Además de estas medidas de prevención, se recomiendan productos que nos ayuden a mantener la piel sana:

  • Aplicar a diario cremas que mantengan el equilibrio de la barrera cutánea mediante lípidos epidérmicos (ceramidas, colesterol, ácidos grasos) en proporción equilibrada.
  • Lavarse las manos con productos delicados y no espumantes, para evitar dañar la barrera cutánea.
  • Evitar cosméticos que contengan conservantes con riesgo de alergia y alérgenos de perfumes o extractos.
  • En caso de uso prolongado de guantes de trabajo, puede ser útil utilizar debajo guantes de algodón, para favorecer la transpiración de la piel.

En cualquier caso, cuando se sospeche de la presencia de eccema de manos, es importante consultar con el médico para identificar el agente causante y valorar el tratamiento adecuado.

La información suministrada no sustituye las recomendaciones médicas. El contenido tiene fines ilustrativos y no sustituye la opinión del experto.