>>¿Hipoalergénico significa más seguro?

¿Hipoalergénico significa más seguro?

Si tienes la piel sensible o reactiva, es importante escoger cuidadosamente los cosméticos.
¿Qué cosmético debería de escoger en caso de sensibilidad cutánea?
La respuesta puede parecer obvia: ¡tiene que ser hipoalergénico!

Pero, ¿sabes qué quiere decir que un cosmético sea hipoalergénico?

¿Qué significa hipoalergénico?

Es necesario aclarar que esta propiedad no se puede valorar directamente sobre voluntarios sanos.
Normalmente, el test que proponen los laboratorios para respaldar la afirmación de «hipoalergénico» es el mismo que se lleva a cabo para demostrar que el producto no es irritante.
Estamos hablando del Patch test.
La única diferencia es el tiempo durante el que se deja el producto cosmético en contacto con la piel, en condición oclusiva, aumentándolo de 24 a 48/72 horas.

Es por ello que la afirmación de «hipoalergénico» no es de por sí una garantía de seguridad.
Es más, aunque un cosmético incluya «hipoalergénico» en el envase, no significa que esté libre de sustancias capaces de provocar reacciones en sujetos ya sensibilizados.

¿Que son los «alérgenos»?

En el cuidado de la piel, el término «alérgeno» indica 26 sustancias identificadas por el Reglamento Cosmético Europeo como sustancias capaces de provocar sensibilización:

  1. ALPHA‐ISOMETHYL IONONE
  2. AMYL CINNAMAL
  3. AMYLCINNAMYL ALCOHOL
  4. ANISE ALCOHOL
  5. BENZYL ALCOHOL
  6. BENZYL BENZOATE
  7. BENZYL CINNAMATE
  8. BENZYL SALICYLATE
  9. BUTYLPHENYL METHYLPROPIONAL
  10. CINNAMAL
  11. CINNAMYL ALCOHOL
  12. CITRAL
  13. CITRONELLOL
  14. COUMARIN
  15. EUGENOL
  16. EVERNIA FURFURACEA EXTRACT
  17. EVERNIA PRUNASTRI EXTRACT
  18. FARNESOL
  19. GERANIOL
  20. HEXYL CINNAMAL
  21. HYDROXYCITRONELLAL
  22. HYDROXYISOHEXYL 3‐CYCLOHEXENE CARBOXALDEHYDE
  23. ISOEUGENOL
  24. LIMONENE
  25. LINALOOL
  26. METHYL 2‐OCTYNOATE

Los alérgenos se encuentran sobre todo en los perfumes, pero también los encontramos en los extractos naturales.

También hay otros ingredientes que pueden suponer un «riesgo»

Además de los 26 alérgenos identificados por el Reglamento Cosmético Europeo, existen otras sustancias que pueden provocar sensibilización y reacciones cutáneas.

Conservantes

Los conservantes admitidos para uso cosmético están sometidos a un seguimiento constante a través de datos epidemiológicos. No existe un conservante «bueno» o «malo» en sentido absoluto.

Pero existen algunos conservantes que, al haberse utilizado mucho en la industria cosmética, farmacéutica y alimentaria, han provocado numerosos episodios de sensibilización.

Es por ello por lo que en la industria cosmética se deberían de adoptar otros métodos para garantizar la conservación del cosmético, limitando al máximo las concentraciones de los conservantes.

Por ejemplo, la elección de envases airless o cumplimiento de estrictas normas de higiene en el entorno de producción permiten reducir el uso de conservantes.

Colorantes

Los colorantes aparecen siempre en la lista INCI, normalmente al final.
Disponen de un código de referencia propio que facilita su identificación.

Metales pesados

Los metales pesados están prohibidos por ley en los cosméticos.
Sin embargo, pueden encontrarse pequeñas trazas procedentes de las materias primas o del metal de las instalaciones durante el proceso de producción.
Por lo que se refiere al níquel a nivel dermatológico, el riesgo de alergia se puede considerar muy bajo si este metal se encuentra presente en una concentración inferior a 1 ppm (una parte por millón).

Sin perfume no significa sin alérgenos

Existen productos cosméticos en cuya etiqueta aparece la expresión «sin perfume», pero que contienen alérgenos de otro tipo.
Por otro lado, algunos productos contienen perfumes, pero no alérgenos.
Esto es debido a que en su fórmula únicamente se han incluido fragancias “allergen free”.

Por lo tanto, es mejor controlar la ausencia de sustancias alergizantes.
¿Cómo?
Leyendo la lista INCI de los ingredientes en la etiqueta.
Los alérgenos tienen que aparecer por ley de forma explícita en la etiqueta si superan un cierto nivel de concentración: 100 ppm para los productos con aclarado (champú, limpiadores…) y 10 ppm para los productos que se dejan en contacto con la piel.

En estos casos se tienen que indicar con su nombre químico, de forma que sean fáciles de reconocer.

¿Qué producto elegir para pieles sensibles?

En caso de reacciones cutáneas, es mejor consultar con el médico o el farmacéutico, que te podrán recomendar el cosmético dermatológico más adecuado.

Un cosmético dermatológico está pensado y formulado para reducir al mínimo el riesgo de alergia.
Esto significa que todo (desde el perfume al tipo de conservante y la calidad de las materias primas) se examina para garantizar la seguridad del consumidor con sensibilidad cutánea.

 

La información suministrada no sustituye las recomendaciones médicas. El contenido tiene fines ilustrativos y no sustituye la opinión del experto.