>>¿Qué limpiador para la piel sensible?

¿Qué limpiador para la piel sensible?

Todos nos lavamos varias veces al día, pero no siempre le damos la importancia que merece a la elección del limpiador adecuado. Muchas veces, nos centramos en las cremas y otros cosméticos, olvidando que el primer paso para mantener la piel en buen estado es la limpieza.

Un limpiador suave es crítico en pieles delicadas

Para quienes sufren de problemas de piel, la elección del limpiador representa una fase crítica del tratamiento. Sobre todo, porque este paso, sin duda necesario, es «estresante» para la piel. De hecho, cuando nos lavamos, además de la suciedad también eliminamos el film hidrolipídico. El film hidrolipídico es una mezcla de sebo y sustancias hidrófilas que protege la superficie cutánea y la mantiene hidratada.

Tensioactivos agresivos

Si a esto le añadimos el efecto de los tensioactivos agresivos, que pueden estar presentes en algunos limpiadores, el daño para la piel puede ser considerable.

De hecho, los tensioactivos agresivos no solo eliminan los lípidos del sebo, sino que también pueden afectar a los de la barrera cutánea.

En el caso de una patología, como la dermatitis atópica  (en la que ya existe una alteración de la barrera cutánea) esto se traduce en un empeoramiento de la patología.

 

¿Todos los limpiadores son iguales?

Debemos de tener en cuenta que no todos los limpiadores son iguales. Según su mecanismo de acción se pueden distinguir dos categorías: por contraste o por afinidad.

Dentro de estas dos categorías existen también productos más o menos delicados.

  • La limpieza por contraste es la más común. La suciedad se elimina gracias a la acción de los tensioactivos, unas moléculas que por su naturaleza (llamada anfifílica) son capaces de “atrapar” y eliminar la suciedad.
  • La limpieza por afinidad, menos frecuente, pero más delicada (dermocompatible). Se basa en el concepto de que «el similar disuelve al similar”. En este caso se trata de una molécula lipídica que, por afinidad, solubiliza la suciedad y la elimina de la piel.

Limpieza por contraste o por afinidad 

Los limpiadores por contraste generalmente gustan más porque producen espuma, un elemento que todos asociamos con la limpieza.

En realidad, la espuma no está relacionada con el poder limpiador del producto, simplemente nos permite hacernos una idea de la cantidad utilizada. Estos limpiadores necesitan siempre aclarar minuciosamente para evitar que queden residuos de tensioactivos sobre la superficie cutánea, irritándola.

También es importante tener en cuenta el tipo de dispensador. En algunos casos el dispensador limita la cantidad de tensioactivo utilizado, como sucede por ejemplo con las espumas o mousses limpiadoras.

Los limpiadores por afinidad no generan espuma . Es por esta razón que generalmente son menos apreciados, sobre todo cuando tenemos que limpiar grandes superficies, como el cuerpo y el cuero cabelludo.

Sin embargo, estos limpiadores representan la forma de limpieza más delicada para todos los casos en los que la barrera cutánea sea delicada o esté dañada.

 

¿Cómo elegir el mejor limpiador para tu piel?

La limpieza por afinidad está especialmente indicada para los recién nacidos, que tienen una piel muy delicada debido a que su barrera cutánea todavía está formándose. Pero también se recomienda para niños y adultos con problemas de piel relacionados con una alteración de la barrera cutánea.

Cuando escogemos un limpiador es importante conciliar las necesidades de la piel con los hábitos personales. Para quienes tienen problemas cutáneos, un limpiador por afinidad es seguramente el más adecuado.

Si no quieres renunciar a un limpiador con espuma, puedes escoger limpiadores por contraste delicados, es decir, formulados con una mezcla de tensioactivos con acción suave sobre la piel.

Para elegir el producto puedes pedir consejo a tu médico o a tu farmacéutico, que sabrán recomendarte el producto más adecuado para tu piel.

 

La información suministrada no sustituye las recomendaciones médicas. El contenido tiene fines ilustrativos y no sustituye la opinión del experto.

En esta noticia, hablamos de: