>>Molestias íntimas: también afectan a los hombres

Molestias íntimas: también afectan a los hombres

La sequedad y las patologías dermatológicas de la zona íntima no afectan únicamente a las mujeres. En realidad, existen molestias íntimas específicas de los hombres, como las balanitis.

El término balanitis se refiere a una inflamación del glande acompañada de eritema, escozor y picor. La inflamación puede estar provocada por diversos factores como:

  • infecciones (por bacterias, hogos o virus)
  • dermatitis

Escozor genital masculino

El principal factor que predispone a la balanitis es una higiene íntima escasa o incorrecta.
Si no se eliminan el sudor y la suciedad, se favorece el desarrollo de infecciones.

Por otro lado, también una higiene demasiado agresiva, con productos que no son los adecuados, puede provocar molestias en el área genital.

Los limpiadores íntimos agresivos, por ejemplo, pueden dañar la mucosa del glande creando las condiciones para una balanitis de tipo irritativo.
Este tipo de inflamación seca la mucosa y prolonga en el tiempo las molestias, incluso después de que haya finalizado la fase aguda irritativa.

 

Qué hacer en caso de dermatitis genital

La dermatitis del área genital a menudo se subestima y puede confundirse con una infección. De ahí la importancia de consultar con el médico para obtener un diagnóstico correcto.

En caso de molestias íntimas masculinas, como la sequedad del glande por balanitis, no debemos de subestimar la situación para evitar la aparición de un estado de inflamación íntima crónica.

Desde el punto de vista del tratamiento dermocosmético, se encuentran disponibles diversas fórmulas que permiten aliviar las molestias íntimas. Los tratamientos más comunes son en forma de gel a base de polímeros filmógenos que imitan la acción fisiológica del mucus.

Estos productos íntimos, al ser de base acuosa, son fáciles de extender, pero aportan una hidratación y un alivio transitorio e ineficaz.

Ante la presencia de sequedad cutánea, es necesario proteger físicamente la mucosa con sustancias de naturaleza lipófila, vehiculizadas en crema. Estas sustancias consiguen formar una capa protectora que permanece durante más tiempo y aísla la mucosa de los estímulos químicos y físicos a los que se ve sometida. De esta forma recupera su equilibrio.

 

 

Cómo reducir las molestias íntimas masculinas

Un aspecto que puede darse por sentado, pero que nunca debe olvidarse, es la importancia de una limpieza correcta.

Cuando la barrera epidérmica o la mucosa de la zona genital está dañada e irritada, es muy importante que el limpiador no empeore la situación.

Por ello es mejor elegir productos que limpien por afinidad. Es decir, limpiadores que, gracias a la presencia de aceites específicos, disuelven la suciedad sin alterar la barrera epidérmica o el pH.

De hecho, una limpieza que respete la piel puede contribuir a reducir las molestias íntimas masculinas y a mantener el equilibrio de la piel y las mucosas.

 

La información suministrada no sustituye las recomendaciones médicas. El contenido tiene fines ilustrativos y no sustituye la opinión del experto.